El club es una respuesta a la preocupación de los padres por la educación de sus hijas. Es una asociación familiar de actividades extraescolares y de tiempo libre, complementario a la familia y al colegio, que desarrolla su función después de las horas de clase, durante los fines de semana y en las vacaciones.

Las chicas se encuentran un ambiente abierto, donde la convivencia con muchas y variadas amistades adquiere su valor. Como asociación, cuenta con unos objetivos precisos, desarrolla un proyecto educativo y se sirve de unos medios para llevarlo a cabo. Siempre, claro está con la colaboración de los padres, auténticos protagonistas en la tarea educativa y también en la labor del Club.

Cada chica es una persona irrepetible, protagonista de su propia historia. En el Club ese protagonismo se fomenta activamente para que sea ella quien decida con libertad y responsabilidad  a qué metas va a ir dirigiendo sus mejores esfuerzos, de acuerdo con el grado de madurez correspondiente a su edad.

La razón de ser del Club es ayudar a los padres en su tarea formativa en un ámbito —el tiempo libre— que muchas veces escapa a sus desvelos en la sociedad de hoy. Por tanto, directivos, preceptoras y profesoras son conscientes de que su acción educativa está subordinada a los intereses de los padres que deciden confiarles esta parte de su labor. Buscan así la continua participación de las madres y de los padres a través de conversaciones periódicas y de la organización de actividades específicas para ellos, y se muestran siempre a su disposición.